Cuidados y Consejos

LÁMPARAS  y PORTALÁMPARAS (VIDRIO)

  • Para el mosaico-vidrio, lo ideal es que empapes un trapo limpio en liquido limpiacristales y frotes el mismo en la superficie de vidrio de la lampara.
  • Otra forma de limpiar las lamparas, es mezclar agua con amoniaco, , frotas la superficie deseada y pasas un trapo limpio para recuperar el brillo de la misma.
  • Tambien se pueden limpiar con un plumero.

LÁMPARAS (METAL) 

  • Con un simple paño humedecido en vinagre puro.
  • Limpiando la lámpara con agua tibia y un trapo, puedes utilizar un jabón suave y frotar.
  • Humedece una esponja para restregar con vinagre blanco o jugo de limón. Si el metal que quieres limpiar tiene textura, lo mejor será que utilices un cepillo de cerdas suaves en lugar de la esponja, ya que este será mucho más efectivo para poder alcanzar cada rincón y recoveco.
     

Como ves limpiar lamparas es un proceso bastante sencillo. No dejes que la suciedad de tus lámparas apague la luminosidad de las mismas.
 

PASHMINAS

  1. Cepillado

En nuestro día a día, no podemos evitar entrar en contacto con polvo o suciedad. Por desgracia, el polvo se acumula en los tejidos de nuestra pashmina y puede convertirse en manchas a largo plazo. Simplemente cepilla suavemente tu pashmina en sentido longitudinal para reducir la posibilidad de formación de manchas. Recuerda que tu pashmina es una pieza delicada, de lujo, y que el cepillado tiene que hacerse con suavidad para evitar que los hilos se rompan.

  1. Airear

Una exposición prolongada a olores como cigarrillos o comida puede ser difícil de quitar. Airear tu pashmina a tiempo puede ayudarte a deshacerte de los malos olores. Estira la pashmina plana sobre la cama o tiende la misma al aire libre por un rato.

  1. Reposo

Parece una tontería, pero los tejidos también necesitan su descanso. Dejar reposar tu pashmina durante al menos 24 hrs antes de volverla a utilizar otorgará resiliencia y elasticidad a la fibra. Esto ayuda a tu pashmina a recuperarse y volver a su forma original. También puedes colgarlas en un baño con vapor, ayuda a los tejidos a recuperarse.

  1. Planchado

Los chales y fulares siempre están más bonitos cuando recién planchados. Pásale una plancha a todo vapor a tu pashmina y verás como vuelve a parecer nueva!

  1. Secado fuera de la luz directa del sol

Si tu pashmina se moja accidentalmente nunca la pongas en la secadora,  intenta secarla a temperatura ambiente y lejos de la luz solar.

  1. Almacenamiento

Las manchas de comida y los aceites corporales atraen diversos insectos y animales, así que asegúrate que tu pashmina está completamente limpia antes de guardarla. Si puedes, utiliza bolsas herméticas y contenedores para guardarlas.

Sigue estos simples pasos y consigue que tu pashmina sea más suave y bella con cada día que pasa.

TEXTILES

El lavado de una manta, colcha, cojin o guía de mesa no es un proceso que tengamos que hacer con regularidad. En general, para su cuidado y limpieza basta con airearlas, evitar la acumulación de polvo y mantenerlas siempre secas. Pero existen situaciones en que, por diversos motivos, resulta necesario lavar la manta, para lo que le ofrecemos en esta sección una serie de consejos y recomendaciones.

LAVADO NORMAL CON AGUA

Lavado a mano. Si nos referimos a textiles de gran tamaño, el lavado a mano es el más recomendado. Deberá introducir la manta en un recipiente grande (bañera o lavadero) con agua templada y jabón o detergente para prendas delicadas. Remover suavemente la prenda dentro del agua y dejar reposar. Puede repetir la operación varias veces y proceder a un aclarado con abundante agua limpia. Dejar escurrir dentro del lavadero y, en ningún caso, retorcer la manta para escurrirla. Por último, debe proceder al secado, según las instrucciones que figuran más abajo.

Lavado a lavadora. Si el tamaño del textil lo permite, el lavado se realizará con agua fría o templada, en un programa para prendas delicadas y usando un detergente para ese tipo de prendas. Debe tener especial cuidado en el centrifugado, que debe ser muy suave, solamente para escurrir ligeramente la prenda. No secar nunca el textil en el programa de secado.

ASPIRADO

En caso de disponer de poco tiempo, se puede someter el textil a una aspiración usando sólo la cabeza de succión de la aspiradora, ya que los peines y cepillos podrían deteriorar el pelo.

LAVADO EN SECO

Es una opción cómoda y perfectamente válida para el lavado de nuestros textiles. Los profesionales de la limpieza deberán utilizar Percloretileno y disolventes del tipo mineral. Deberán mantener también las condiciones de usar un programa suave y la prohibición de realizar un secado en secadora o tumbler.

SECADO

Una vez escurrida, se debe extender la prenda sobre una superficie limpia.
También se puede tender sobre una cuerda tradicional. Evitar la exposición directa al sol en las horas de mayor intensidad. Una vez seca, el textil se sacudirá suavemente para que el pelo se suelte y recupere su aspecto inicial.

MANCHAS

Si se ha derramado cualquier líquido o producto sobre el textil, debe actuar inmediatamente para minimizar el riesgo de que el daño llegue a ser permanente.

AGUA

Si el Textil no está excesivamente mojado y el agua es limpia, aplicar rápidamente un pañuelo de papel que actúe como secante, y dejar secar el textil. En caso de que el textil este impregnado de agua, como consecuencia por ejemplo de la rotura de una tubería, deberá proceder con uno de los tipos normales de lavado.

CAFÉ, TÉ, VINO Y OTRAS MANCHAS CON BASE DE AGUA.

Secar bien la mancha con un pañuelo de papel. Limpiar después con una esponja el área afectada, con una solución de vinagre blanco y agua tibia al 50%. No frotar demasiado. Se aconseja proceder posteriormente con un lavado normal.

PINTURA, CON BASE DE ACEITE.

Secar la mancha con un pañuelo de papel absorbente. Limpiar superficialmente la mancha con un trapo humedecido con aguarrás de forma muy suave. Una vez diluida la pintura, dar toques en la zona afectada con un trapo humedecido con jabón líquido para prendas delicadas. Debe asegurarse que la habitación está bien ventilada. Proceda finalmente con un lavado normal.

.